8 de diciembre de 2009

Estoy quemado!


No debo ser el único.
¿Quién no está agotado, sin ideas, sin energías, y un largo etc?
Yo creo que no es solo es la ausencia de descanso, sino que, principalmente, es el cierre del ejercicio (en términos contables). Es decir, se están venciendo los plazos de los objetivos y se presentan varios escenarios:
1- Algunos objetivos serán inalcanzables (frustración).
2- Algunos están por cerrarse y se requieren acciones (nerviosismo/impaciencia/temor).
3- Algunos ya fueron alcanzados (relax).
Así, no caben sensaciones demasiados placenteras y solo nos consuela el hecho que pronto daremos vuelta la página, nos encontraremos con una hoja limpia y todo el tiempo (un año) como para garabatearlas.
Por ahora, solo resta el último esfuerzo, pasar las fiestas en familia y/o con amigos y cerrar el balance honestamente.
¡Salud!


Dejo una pregunta que me hicieron hace poco; pero antes, deseo contextualizarla: conocen ¿Alicia en el País de las Maravillas? Bueno, allí, la señorita persigue un Conejo Blanco. El tema es retomado en Lost (primera temporada). Allí se referencia a este episodio de Alicia. Seguir el conejo blanco. ¿Quién es ese? Esa es la pregunta. ¿Cuál es TU conejo blanco? ¿Cuál es el objetivo de tu vida? ¿Para qué te levantás cada mañana? ¿Cómo querés ser recordado el día que mueras? Por mi parte, les puedo asegurar que estas preguntas -que pueden sonar hasta cursis- me conmovieron. Me he dado cuenta que me movía sin rumbo, sin destino. Era energía dispersa. Ahora creo saber cuál es mi misión. ¿Vos te pusiste a pensar esto alguna vez?

9 de octubre de 2009

1 año perdiendo el tiempo


Hace un año empezaba con esto: un espacio para materializar en palabras las cosas que uno siente, opiniones sobre la manera de encarar los desafíos de la vida, las relaciones, las angustias, el amor, la felicidad, los hijos, el trabajo, las bicicletas.
Pero mis planteos siempre recaen en un tema que no puedo controlar: el tiempo. Es que no fué caprichoso el título de espacio. Siento que pierdo el tiempo. Que no lo capitalizo, que se me escurre y me supera. Pero, el tiempo tambien todo lo cura, porque todo fluye en el tiempo, todo pasa y todo queda. ¿Qué cuán grande es ese todo? No sé. Es una exageración -o generalización- de esas que hay que evitar, pero que en ese todo entra todo, es casi un hecho.
Y tiempo no es solo un reloj. Porque los nativos americanos no tenían precisión suiza analógica, ni japonesa digital, pero igual sabían cuando sembrar, cando cosechar, cuando venerar a la tierra. Por que a no olvidar, lo que ves ya se ha visto, ya. Tal vez un día lo sabrás, todo tiene un tiempo bajo el sol. Eso dicen los Vox Dei. Y, a modo de consuelo, me dicen que no me preocupe, porque habrá siempre tiempo de plantar y de cosechar, tiempo de hablar, tambien de callar. Tiempo para guerra, tiempo de paz. Tiempo para el tiempo ... y un rato más.
Y yo, terco como siempre, retruco que ya sé que hay y habrá tiempo. Pero ¿cuánto podré usar yo de ese tiempo? El tiempo para mí es mi tiempo y solo MI tiempo.
Y como el tiempo es oro y, además, vuela, es que ya ha pasado un año desde mi primer post. Y hastá acá llegamos, por lo menos por hoy.


A modo de celebración -y fiel a mi estilo poco festivo, cuasi lindante a la amargura-, una canción bellísima -desde lo musical a lo lírico-, de una banda grossa en serio. Time, Pink Floyd.


Aunque en una versión poco lograda desde lo estético, les dejo el tema que da nombre a esta bitácora. Temazo, como todos, de los Redondos. Perdiendo el tiempo (Ella si) -"recuerdos que mienten un poco, siempre fué así"-.

2 de septiembre de 2009

El loco de la bicicleta


H
arto ya de estar harto, y con mi característica impulsividad, hoy me compré una bici. Nada de andar averiguando precios, ni nada. Entré, pregunté, la ví, me gustó y el "me la llevo andando" fué mi confirmación de la transacción.
El tema venía así: yo suelo usar mi auto. Me es cómodo, pero -en el forndo- me queda la culpa por la complicidad con la contaminación sonora, del aire, y la invasión del espacio. Porque no hago pool, no llevo a nadie. Soy una persona dentro de un cascarón abultado, ruidoso, rápido y furioso. Pero, el destino nos presenta situaciones que nos ayudan a tomar decisiones postergadas. Días atrás, para el feriado del 17, se me cortó una correa. Con la dirección pesada y la batería sin cargar no podía andar. Lo dejé frente al edificio y me dispuse a usar el colectivo. Por cuestiones propias a mi dejadez, sumada a unas semanas demasiado complicadas en el trabajo y el poco afecto que me queda hacia la cucaracha azulada, el carromato sigue ahí durmiendo su siesta a la intemperie, juntando polvo.
Pero el bondi no me es cómodo. Si bien me permite pensar y leer, esperarlo me desespera. Sumarle a eso la necesidad de disponer de monedas, los sacudones que nos prodigan los choferes y el coctel termina siendo desalentador.
La idea de la bici me vino a partir de uno de los gratos momentos que me permitió mi trabajo en estos 11 años: un viaje a Holanda. Allí, la bici es moneda corriente (y esto no es novedad). Para muestra, vean el estacionamiento de bicicletas de la Central Station de Amsterdam.
Sinceramente, al salir del asombro que me provocó el número de bicis apiladas, mi próximo paso fué una investigación típica de argentino: comprobar si todas estaban atadas. Y sí lo están. Se vé que los amigos de lo ajeno trabajan en todos los mundos. Resulta curioso, además, ver a las mujeres bien arregladas y maquilladas, y a los hombres en esos trajes de corte italiano y zapatos con puntas cuadradas en sus desvencijadas bicicletas de paseo estilo inglesa. Y pueden circular tranquilos ya que todas las ciudades cuentan con bicisendas bien delimitadas que nadie puede invadir (si sos peatón y se te ocurre caminar por ahí te podés comer una multa, amén de los bocinazos -de esas clásicas como las que tocan las chicas del video de abajo- que te encajan los holandos en 2 ruedas).
La cosa es que tenía ganas de una opción más económica, ecológica y saludable para transportarme (sin caer en el extremo de la caminata) y hoy me dí el gusto.
Debo decir que la vuelta de Puente Saavedra a casa la hice por adentro (no me animé a Cabildo) y descubrí que las calles son más seguras de lo que pensaba (por lo menos los autos no te pasan tan cerca como me parecía desde el otro lado -en mi rol de motorista-).
La sensación de felicidad fue inconmensurable. El viento en la cara, los recuerdos de la niñez y la adolescencia, la libertad para desplazarme.
Andando, recordé una canción que siempre subestimé. Llegué a casa y la busqué. Encontré identificación inmediata. En estos momentos no me importa nada más, solo quiero andar en mi bici (además de cierta concordancia en el gusto por la generosidad de las redondeces femeninas).
Chau, me voy pedaleando y tarareando ... "I want to ride my bicycle, I want to ride my bike"


16 de agosto de 2009

Shreck, Burro y la dedicación a los chicos

Este fin de semana pasado estaba viendo Shrek III y, en el momento en que Fiona le avisa a Shrek que va a ser padre, el Burro le tararea una canción que me es conocida. Curioso -y ansioso- como soy, dejo de mirar la peli de marras, hasta identificar la canzonetta. Recuerdo la banda: Ugly Kid Joe. Sé que es un cover. Me faltaba el título. Busqué en youtube a la banda y obtuve lo que buscaba: Cats in the cradle. Tema original de Harry Chapin, presuntamente basado en versos escritos por la esposa de este trovador americano de los años 70.
La canción, que siempre me gustó desde lo musical, tiene una letra a la que nunca había prestado atención (menos cuando la escuchaba allá por principios de los 90). Trata sobre lo que suelen decir los gerentes que se jubilan y nosotros no queremos escuchar: que los niños crecen rápido, que no le damos la suficiente pelota por priorizar el laburo, que -de todas maneras- somos sus referentes y, por tanto, cuando crezcan es muy probable que repitan este mismo error.
Es que por algo está tan en boga el Work-Life Balance. Porque las horas insumidas para el trabajo superan holgadamente las dedicadas a la familia. Y eso no está bien. Porque como diría mi efímera psicóloga: "no vale la pena inmolarse por la causa, porque difícilmente te lo reconozcan". Los chicos sí van a reconocer nuestra presencia, nuestro cariño, nuestra dedicación y nuestro ejemplo. En estos tiempos estoy bastante metido con el tema Liderazgo (estoy haciendo un muy buen curso -diplomado- en el ITBA). Un lider es alguien que tiene seguidores. Alguien sigue a otra persona porque confía en ella (cuestión de Fé) y/o porque es alguien ejemplar, alguien a imitar. Estoy convencido y persuadido de que mi interés debe estar -y lo está- puesto en que mis primeros seguidores sean mis hijos.


Videos tu.tv

11 de agosto de 2009

Charla de chicos


Manu (8 años): Clari, ¿Vos te vas a casar?

Clarita (a 10 días de cumplir 6): AAAAAAy, Si! No lo puedo evitar. Me gustan todos los chicos! .... O mejor no. Así soy libre y hago lo que quiero. Vos, Manu, ¿te vas a casar?

Manu: No! Las mujeres son insoportables.

6 de agosto de 2009

Nube siniestra


El imperio cae. Se desgranan las pretensiones expansionistas de sus dirigentes mientras el horror ciega al pueblo y calcina sus sueños (y el de sus hijo y nietos).
El hongo trepa espantando al mismísimo verdugo («Dios mío ¿Qué hemos hecho?»).
El mundo ya no será igual, pero no será mucho mejor.
El vencedor alardea de sus gemas. Las pavonea por los aires y garantiza la paz a partir del miedo.
Temor y terror para ordenar a la humanidad, y una lluvia negra expectante por precipitar muerte.

64 años de la explosión de la Bomba Atómica sobre Hiroshima.

5 de agosto de 2009

Comer, beber, amar



Los que me conocen personalmente saben que soy un gordito. La pancita no llega sola con el matrimonio. Llega al compartir una buena mesa, con la mujer amada. Una película china se llamó "Comer, beber, amar". Ese, creo yo, es el resumen de la felicidad.
Ayer, en un test de un curso, pedían que eligiéramos 3 cosas que nos resultan placenteras. Había muchas actividades y hobbies. Pero yo elegí las tres siguientes: cocinar, viajar y besar. Si, ya sé: Estoy más cursi que nunca.
Encima, viene Af con su blog ofreciendo la posibilidad de que mostremos nuestras habilidades culinarias. Uno no anda sacando fotos de todo lo que hace, pero hay momentos que nos jugamos un poquito más de lo habitual. En esas ocasiones, la tarea emprendida amerita un registro.
Le envié fotos de preparaciones de las dos últimas cenas de fin de año. Es que esa es -para mí- "La gran noche" (y me viene a la mente "Big night", una película que me despertó el interés por la cocina). Tal es así, que la última la armé hasta con menú, precedido de la siguiente proclama:


Proclama de Año Nuevo


Una invitación a cenar crea un compromiso para el invitado, un desafío a superar la propuesta inicial.

Si el agasajo es austero, la menor rutina podrá superarlo.

Si queremos ser deleitados en la correspondencia, debemos brindar la mejor de las veladas que podamos realizar.

Esta cena pretende desafiar al año entrante.

Ponemos pasión, nos juntamos en familia y lo hacemos de manera ostentosa.

Señor Año Nuevo: el desafío está planteado.

Le toca a Ud halagarnos con un año lleno de amor y prosperidad.

¡Felicidades!


31-dic-2008 01-ene-2009


¿Ustedes lo viven de la misma manera?

Interludio: Janis + Bob = Patti

Tres canciones (dos de Dylan), dos mujeres. Dos de amor después del amor, una apocalíptica. Una misma forma de sentir la música.





No te vayas sin decirme adonde vas (Pienso en vos, estés en donde estés)


Esto es más de lo mismo. Desde hace rato el tema de la soledad, el desamor, los problemas de vínculo, los problemas mentales, y todos los asociados que se les ocurran agregar, se me han sumado a mi inquietud atemporal sobre el paso del tiempo. Es que lo veo en gente que tengo cerca y aprecio. Y, encima, ayer me conmovió una noticia, que me hizo retomar estas preocupaciones: la muerte de una persona de 26 años, sola. Es una noticia triste para nosotros, porque esta entidad ya no siente. Los sentimientos nos quedan a los que pisamos aun la tierra. Y, entre nosotros, hay quienes están en peor situación: los que siguen en pie y lo padecen -por problemas físicos y/o psíquicos-, aquellos para los que la vida es una tortura, pero la siguen (porque tienen el coraje para enfrentarla o porque carecen del coraje como para bajarse).
Dejo una triste canción de Attaque que refiere esta gente.

¿Cómo menguar las penas del cuerpo? ¿Cómo menguar las penas del alma? All you need is love -alguien con quien hablar, alguien a quien abrazar-.

Recordando a Sasha, La gente que habla sola.



21 de junio de 2009

Es un buen tipo mi viejo


Cuando uno es chico, el padre es lo máximo. Luego, en la adolescencia, lo cuestionamos. Al crecer, relacionamos lo que fueron y lo que son con su crianza, su contexto, posibilidades y aspiraciones. Valoramos lo que hicieron, seguimos cuestionando lo que omitieron, pero le agradecemos el amor que nos tienen.
Cuando uno es padre, no puede nunca olvidar lo que recibimos de nuestro padre. Repetimos aquellas cosas buenas, nos preocupamos por no repetir lo que le reprochamos, pero sabemos que no vamos a escapar de futuras quejas. Eso sí, valoramos aun más el amor que nos tiene nuestro viejo. Por que para un padre nada es más valioso y amado que un hijo.
Feliz día y muchas gracias, Viejo!

20 de junio de 2009

Molinete y Monedero


Esa sensación incómoda de la gota de transpiración dejando el final de la espalda y adentrándose en oscuras zonas marrones, el codo del vecino oprimiendo el hígado y el bolso de la compu golpeando tus propias rodillas. Calor, pegoteo, apoyadas, el aliento de la cena y/o de la falta de desayuno (o, por lo menos, del cepillado recomendado por los odontólogos mediáticos -mercaderes de pastas dentales-) de esa persona que hoy tenés enfrente, que no conocés y que, difícilmente, vuelvas a ver. Sonidos monótonos, recurrentes. Bamboleo que te mece hasta hacerte entrecerrar los ojos, seguido de frenadas y sacudidas que te despiertan abruptamente. El viajar es un placer que nos suele suceder. Pero no imitando a lo topos: sin luz natural, sin ver a la gente caminando, a los chicos entrando en los colegios, a los porteros lustrando los bronces de las puertas; a las nubes, el sol, la niebla y demás indicadores que nos dan una idea de cómo será el día. Todos nos miramos, pero nadie quiere mirar. Desprotegidos, invadidos, agobiados. Es que ya no quedan demasiadas alternativas. Por propios medios es prohibitivo (por costo y obstaculizaciones en la marcha y el estacionamiento). El invento argentino del vehículo colectivo es más de lo mismo de lo antedicho, con el agravante de las complicaciones en la obtención del boleto y la prolongación temporal del trayecto. Ir en dos ruedas es kamikaze.

Esta fue una pequeña enumeración de las aventuras, sorpresas y entretenimientos que, día a día, nos preparan Molinete Benito y Monedero Franco …

El subte es una mierda, pero es lo único que queda. El gobierno de la ciudad alienta su uso, en detrimento de los demás medios. ¿Será porque el grupo Roggio –dueña de Metrovías- es socia del grupo Socma –de papá Macri- en el Belgrano Cargas?

Los Bufones del Rey seguimos siendo nosotros.

26 de mayo de 2009

Nunca voy a ser un superhombre


Viendo la carrera de F1 en Mónaco, me dí cuenta que nunca voy a poder vivir la experiencia de ser un piloto de F1, ni de andar a los pedos por el principado. Luego lo escuché al Gato Gaudio contando su triunfo en Roland Garros, hace ya 5 años. Y comprendí que nunca sabré que se siente levantar ese trofeo -ni la orejona de la Champion, ni la Libertadores, ni vivenciar lo que el Diego en el 86-. No se me pararán lo pelitos del tuje viendo la Tierra desde el espacio, unido al Transbordador por una sonda. Difícilmente escucharé millones de aplausos al terminar de hablar desde un estrado, o al terminar un solo de guitarra. Y como esas, miles de experiencias fuertes que nunca viviré (y caigo en Sabina y su Pirata Cojo). Entonces me puse a pensar que para llegar a eso hay parte de planificación y parte de buena fortuna. Pero me quedo con lo controlable, con la planificación. ¿Cómo se llega a ser un tipo fuera de lo común? Eso viene de chico. Hay que tener un sueño, convertirlo en obsesión y trabajar para ello. Soñar, todos soñamos. ¿Qué nos falta, ser obsesivos o ser emprendedores? No hablemos del don. Porque debe haber miles de personas superdotadas, pero es probable que ni lo sepan porque nunca tuvieron el sueño de hacer algo donde ese don tenga mucho que ver. Me imagino abuelas que hoy barren la vereda con una zurda prodigiosa como la de Messi, torneros de anteojos con una muñeca diga de top ten de la ATP. Sino, miren a la Susan Boyle. 47 años, solterona, vida común y corriente y recién se da cuenta que tiene mejor voz que muchas pibitas despechugadas que aparecen en MTV y ganan millones. Y acá paro. Cuando digo VIDA COMÚN. ¿Queremos ser una superestrella? Me acordé de Manal y ese disco maravilloso de comienzo de los 70, con canciones como No pibe, Jugo de tomate, Para ser un hombre más, Una casa con diez pinos, etc. Un canto a la cotidianeidad. Un reniegue del divismo. Pero vuelvo al comienzo. La vida es una sucesión de experiencias (vivencias). ¿Qué experiencias queremos vivir? ¿Qué hacemos para vivirlas? Cada día igual nos aleja más de lo extraordinario. ¿Son esos hechos únicos más intensos que los podemos vivir muchos de nosotros (léase: casarse, tener un hijo/a, besar a la persona amada)? De lo que tengo algo más de certeza (o convicción) es que solo lo sabremos deteniendo la pelota, pensando en qué queremos y cómo haremos para obtenerlo. Y eso solo sucede a partir de un descontento, cuando salimos (o nos sacan) de la zona de confort. Pero si estamos cómodos en esa zona de confort (ámbito que conocemos, que nos mantiene al resguardo, seguros, calentitos y bien alimentados) ¿para qué salir? ¿Porque siempre se puede estar mejor? ¿Hasta donde buscar la mejora? ¿Cuánto tiempo se puede disfrutar de lo obtenido? Dependerá de cada uno, pero ¿puede haber una regla universal? ¿Sabemos para qué hacemos lo que hacemos? ¿Es lo que queremos hacer? ¿Lo hacemos para obtener lo que verdaderamente queremos obtener? Proceso de construcción de sentido se llama ese ejercicio reflexivo que nos aleja de la angustia. Y se hace hablando, escribiendo, pintando. Yo, por lo pronto, uso este medio. Y lo digo: estoy satisfecho de lo vivido hasta ahora. Y quiero seguir siendo un tipo común. Solo espero llegar a tener mi casa propia y, para eso, trabajo fuerte, me capacito y pretendo alcanzar un salario que me permita cumplir mi objetivo, mientras disfruto de mi esposa, mis hijos y mi perro. ¿Y vos?

8 de mayo de 2009

La culpa es de Fidel


El viernes pasado, Día Internacional del Trabajo -raro que sea Internacional aunque no se celebre en EEUU (vieron que si un equipo gana su torneo nacional de beisbol son Campeones Mundiales, o si ganan el anillo de la NBA son Campeones mundiales)- , trabajé 18 horas (de 9 de la mañana a 3 de la madrugada del día 2).
Mientras eso ocurría, un día precioso se desarrollaba afuera, mis nenes y mi esposa disfrutaban de la plaza, la gente salía a pasear o simplemente a descansar. Solo quedaba el consuelo que no era sábado y aun quedaban 2 días para pasar en familia y desparramarse en el sillón.
Paradojas varias para este día: 1- la antedicha: que no se celebre en EEUU, cuando allí se llevó a cabo la protesta que culminó en tragedia y que desembocara en el pedido mundial por una jornada laboral de 8 horas. 2- que, justamente, haya yo trabajado, y el doble de las 8 horas reclamadas y obtenidas 120 años atrás.
Eso me pasa por trabajar en una multinacional que, aunque europea (los europeos son más proclives a la centro izquierda -salvo excepciones: Merkel, Sarkozy, Berlusconi-), cotiza en NY y esté obsesionada con brindarle cada vez más a esos seres supremos, insaciables y anónimos -por seguridad e impunidad-, conocidos como Los Accionistas.
La sensación de esclavitud y explotación me llevó a defenestrar por un buen rato a la sociedad de consumo actual (lo mismo me ocurre cuando paso por barrios bien -o lo veo a Carlos Slim en las revistas- y me pregunto ¿porqué algunos tantos y otros tan poco? ¿porqué es tan injusta la repartija? ¿para qué un crestiano quiere amarrocar tantos billetes?).
Así estaba yo. Desvelado y con la confusión mental que produce la falta de sueño y el cansacio, creyendo sostener un ladrillo en una mano, una antorcha en otra y la vidriera de un McDonalds frente a mis ojos, en plan AnarcoSocialista y con ganas de iniciar la revolución bolchevique, o asustar a los testaferros del poder, por lo menos.
Esto último me recordó la película Los Edukadores. La recordaba con una sonrisa cómplice, cuando recordé también una frase que pronuncia el ex participante del mayo francés, aburguesado y devenido en CEO (como el personaje de la canción de Sabina "El muro de Berlín"): “ser de izquierda después de los 30 es no tener cerebro y no serlo antes de los 30 es no tener corazón”.
En ese instante me desperté del letargo, casi cuando estaba por tragarme el camión de la basura, y me sinceré: yo elegí estar en un mundo capitalista y rendir pleistecía al señor billete. Me guste o no.
Llegué a casa de madrugada, con las luces apagadas y la familia en el decimotercer sueño. Me recibió la bestia peluda, con ganas de caminar un poco. Lo saqué. Caminaba por Cabildo (vacía, hermosa) junto al animal y elaboré la siguiente listita:

Cosas que no me gustan del capitalismo (y/o sus consecuencias)
- La desigualdad social
- El egoismo
- La explotación
- El deterioro del medio ambiente
- La presión por el Éxito

Cosas que me gustan del capitalismo
- El confort


Y con esto siempre vuelvo al final de Trainspotting:

"Entonces porque hice esto?
Puedo ofrecer un millón de respuestas, todas falsas.
La verdad es que soy una mala persona
Pero eso va a cambiar. Yo voy a cambiar.
Esta es la ultima de una serie de cosas.
Ahora estoy limpio, y estoy en movimiento.
Voy recto y eligiendo la vida.
La estoy eligiendo ya.
Seré como tu.
El trabajo, la familia, el jodido televisor grande...
la lavadora, el auto, el equipo de CD y el abrelatas electrico...
buena salud, colesterol bajo, seguro dental...
hipotecas, primera casa, ropa deportiva, maletas...
traje de tres piezas, bricolaje, teleconcursos, comida basura, niños...
caminatas en el parque, nueve-a-cinco, bueno en el golf...
lavando el auto, eligiendo el suéter, navidades familiares...
pensión, excepción de impuestos, limpiar el desagüe.
comprando, mirando al futuro, el día que mueras".

Y solo me queda retumbando el "Seré como tu". Porque eso me suena a Gente Común. Y eso me suena a Pulp, gente poco conforme que nos devuelve el espíritu cuestionador, desde un pop bailable y pegadizo.
Y me quedo pensando ¿Porqué ser socio de esta sociedad? ¿Porqué ser cómplice de esta injusticia? Y, finalmente ¿Qué otra opción tengo? (o ¿qué otra opción quiero tener?).

23 de abril de 2009

Demagogo u Oligarca?


En algún rincón de este espacio que no es tal y no los tiene, surgió un contrapunto acerca de posiciones políticas, expresiones elegantes y sus connotaciones aristocráticas, reproches y acuses de resentimiento, intolerancias y pedidos de silencio.
Este pequeño post de interludio, va dirigido a esa pequeña comunidad que componemos día a día y que nos aleja de los conflictos de la personería física, para meternos en otros más intangibles.
Quiero solidarizarme con una persona a quien respeto por sus ideales, por su sinceridad y con quien tenemos muchas cosas en común, empezando por el año de nacimiento.
En un acto de demagogia (u oligarquía?), dos videos: El Flaco Spinetta haciendo Ludmila y un bonus track con La máquina de hacer pájaros y Como mata el viento norte.

Señora: nunca deje de compatir sus puntos de vistas (y que Alejandro tampoco nos abandone!)

Iba a cerrar con un Paz!, pero si eso se construye callando nuestros ideales o edulcorándolo para que a otros no les suene hirientes, mejor no pongo nada. La version polite dejémosla para la vida real. Que el avatar siga siendo nuestro Otro Yo.




Bonus track

16 de abril de 2009

Oral y escrito


Hoy mismo, en otro lugar, intenté ser gracioso utilizando el único recurso que me es ameno a la hora del chascarrillo: la ironía, el decir pelotudeces enmascaradas en un discurso serio. Yo lo llamo "mi humor inglés". La cosa es que el destinatario no lo interpretó así y lo tomó literalmente, por lo que le sonó a agresión. Finalmente nos entendimos, pero surgió la idea de lo difícil que puede ser esta forma de comunicación donde no se le puede dar al mensaje las texturas que permite la expresión oral+corporal. Comprobé las desventajas de la expresión escrita.
Sin embargo, en la otra mano tenemos sus ventajas. La principal es el registro. "Las palabras se las lleva el viento". Acá queda evidencia. La segunda, uno puede tomarse el tiempo, buscar la palabra correcta, revisar, corregir, etc, etc.
Esto último es una gran ventaja si uno es un gran bocón, como suelo ser yo, que habla sin pensar y se mete en líos o pasa vergüenza por no saber aplicar el freno dos segundos antes de que la lengua comience con su danza emisora de sonidos.
Hoy tambien, pero a la tardecita, comprobé las desventajas de la expresión oral.
La cosa fue así:
Bajé con Ramón para que haga sus cosas y camine un poco, y veo enfrente a un muchacho ciego tanteando el cordón de la vereda, a mitad de cuadra. Me cruzo, le pregunto si necesitaba ayuda y me dice que sí, que tenía que tomar el subte. Así que pedí que se apoyara en mi hombro que íbamos a caminar una cuadra y media hasta la boca del subte. Allá fuimos, charlando, yo llamándolo al Gordo que se quedaba olfateando cosas por allí, hasta que arribamos a destino. Me sentía bárbaro! Yo me sincero con las acciones altruistas. Reconozco que uno no las hace solo para ayudar al otro, sino -y en más medida- para sentirse bien uno mismo. El altruismo no es más que un egoismo hipócrita, del que otra persona obtiene, al menos, algo de rédito. La cosa que lo dejo en la punta de las escaleras, nos saludamos, me da las gracias, ahí es donde derrapé y no hubo goma que borre las palabras que surgieron de mi boca; una de esas malditas frases hechas que uno dice sin pensar: "Chau, Nos vemos".

14 de abril de 2009

Eros (sin Thanatos)


Qué amamos cuando amamos? Una figura física, un cuerpo, una actitud, un contacto, un roce, una palabra, una compañía, un espejo, un sinceramiento, un contrapunto, una figura paterna/materna ... ? Porqué amamos cuando amamos? Por el amor mismo (y pienso en ouroburo -la serpiente que se come la cola-), por orgullo, por conveniencia, por temor, por placer, por seguridad, por compasión, por narcisismo, por edipo ...? Cómo amamos cuando amamos? como animales, como bestias, como frígidos, como hermanos, como amantes, como hijos, como esposos, como amigos, como rivales, como curas, como colegas ...? Cuándo amamos cuando amamos? cuando sonreímos, cuando ayudamos, cuando acariciamos, cuando servimos, cuando retamos, cuando lloramos, cuando resignamos, cuando callamos, cuando acompañamos ...? Para qué amamos cuando amamos? Para sentir, para gozar, para sufrir, para alejar la soledad, para sentir poder ...? Podemos elegir No amar? Tiene sentido No amar? Se vive porque se ama o se ama porque se vive? El amor empieza? El amor termina? Se transforma? Es una especie de energía? Una nace con cierta cantidad de amor y lo va distribuyendo acorde al momento, a su escala de valores, a sus vivencias y necesidades? Es esa cantidad diferente en cada persona? Afecta la entropía al amor? Qué es el amor? Porqué suena a cursi hablar de él? Da vergüenza el amor? Todo lo que necesitamos es amor? Si yo no tengo amor yo nada soy? El amor no pasará jamás?




7 de abril de 2009

Fábula de la Rata y el Zorzal



Se cuenta que allá, por los años cuarenta, era costumbre tener en cada casa una trampa para pájaros (para obtenerlos como mascotas) y otra para ratas (para sacárselas de encima porque eran/son plaga).

Así las cosas, una tarde de setiembre, se encontraron, en la cornisa de un edificio de la esquina de Corrientes y Ayacucho, un zorzal y una rata.

Estaban ambos mirando el fluir del tránsito y los transeúntes cuando el pájaro, para romper el hielo,
le dice a la rata Qué bárbaros estos tipos, ¿eh? empieza a hacer más calorcito y salen todos a callejear! Es que el día es precioso, ¿no? no hay ni una nube, le contesta la rata. Es verdad. ahora, lo que abundan son las tramperitas, ¿vio? hoy vi a dos gorriones enjaulados, pobres. ¿Ustedes también con ese problema? ¡ni me lo cuente! las veces que fuí como un perejil a buscar un pedazo de queso y veo que estaba sobre una trampa!¡qué bronca! ¡¿yo no sé que les molesta a estos tipos?! Sabe Doña Rata, yo ya sé como manejar estas cosas, a mí no agarran. ¿No, Don Zorzal? ¿y qué hace? La clave es seducir a las personas. yo voy todas las mañanas a la casa de un viejita, le canto un rato, me tira alpiste y me las pico. pequeño show exclusivo. ¡Ahhhh, está bueno eso! Y claro questá bueno; haga eso, no sea gilún, hágame caso, yo la sé lunga. Gracias, Zorzal.

Al otro día, la rata se apareció en el patio de la vecina, cuando esta estaba barriendo. Se paró en dos patas, carraspeó un poco, entonó el primer chirrido -que pretendió ser canto- y voló por los aires del escobazo en la espalda que recibió.


Hace algun tiempo, en otro lugar recordábamos la fábula del Escorpión y la Rana, para remarcar las veces que actuamos por impulso, por dejarnos llevar por nuestra naturaleza, aunque la acción nos sea perjudicial. Eso me llevó a escribir la fábula que les conté más arriba. La idea es reconocer que no todos somos iguales, que cada uno tiene su talento y cada uno sabe cuál es la mejor manera de hacer las cosas. Que tenemos que ser tolerantes con las diferencias del otro. Que no todos tienen porque actuar como lo hacemos nosotros.

¿Porqué este tema? No me vana creer, pero la necesidad de contarlo me vino luego de ver Monstruos vs Aliens con mi esposa y los nenes. Ahí, una chica se hace enorme. Y ella decide conservar su tamaño sobrehumano, a costa de perder su vida "normal". Yo pensé como adulto y afirmé, eso lo dice ahora, pero cuando quiera formar una familia se va a arrepentir. Y luego me desdije. ¿Porque pienso que para que la vida valga la pena debe formar una familia? ¿Y si ella encuentra el sentido en otra cosa? Ayudar a otros, por ejemplo. Sentirse útil. Y me extendí a las chicas lindas que deciden formar pareja con otras chicas lindas, para perjucio de los chicos lindos que buscan pareja, o los pibes facheros que deciden ser curas, o gays, o ambas cosas. O cuando me quejo de los colaboradores que cumplen el horario a rajatablas y no se quedan un rato más a dar una mano, o quienes no comen carne, o ... y los ejemplos pueden multiplicarse al infinito.

Eso, simplemente. Que no seamos zorzales pedantes, que reconozcamos que la rata no puede seducir a las personas y que toleremos que la mejor manera que encuentra para sobrevivir es huyendo, sin morder el queso.

Por otro lado, no ser sumiso y aceptar que lo que nos dice un ser superior (que no lo es tal) NO es la verdad absoluta. Cuestionemos, critiquemos y defendamos nuestras ideas, pensamientos y forma de vivir. Que nos respeten.

Moraleja: Reconocer las diferencias y respetarlas (es fácil decirlo, lo jodido es ponerlo en práctica).

24 de marzo de 2009

La memoria




33 años han pasado de un hecho irreparable. Un acontecimiento que dejó heridas que aun no curan y nos siguen dividiendo a los argentinos. Una acción organizada desde el norte y en conjunto con otras que se sucedieron en el resto de latinoamérica, todas orquestadas desde la Escuela de las Américas, para contrarrestar el avance de la izquierda en América, en el marco de la Guerra Fría. El uso de la propaganda política, la imagen del Oso Rojo que venía a comer niños y despojarnos de nuestras posesiones, contribuyó a que terratenientes y empresarios -en su mayoría-, reclamaran la imposición de las Fuerzas Armadas al mando del gobierno del país, como garantes del orden, la seguridad y los propios intereses. Simultaneamente, grupos extremistas vieron la oportunidad de llegar al poder a través de las armas, utilizando a los marginados, explotados y estudiantes. En ambos lados, líderes con ansias de poder transpolaron una lucha foránea dentro de los límites del país, recurriendo a la violencia, los secuestros y las muertes. ¿Ambos estuvieron mal? SI ¿Actuó peor el gobierno de turno? SI ¿Porqué? Porque usó la estructura del Estado, desconoció al Poder Judicial (fuera de uso, ya que el Golpe de Estado desarticuló toda al estructura democrática de Poder) y se embarcó en la paranoica de incluir a todos los habitantes como miembros del bando enemigo, llegando al extremo de implementar el Terrorismo de Estado como herramienta, bajo el argumento de estar librando una Guerra Sucia. Superada la sumisión, los gobernantes de facto de turno se envalentonaron en sus glorias. Tal estado de confusión y arrogancia, llevó a que un borracho, en pos de perpetuarse en el poder (viendo que se le estaba sublevando el pueblo), determinara que se podía invadir unas islas inclementes desde la climático, llevando al matadero a soldados de instrucción básica y/o de reserva, que no pasaban los 19 años de edad, sin recursos, formación ni líderes que los guiaran, dejándolos desamparados ante un ejército muy superior en todos los aspectos.
El Gobierno debe obrar por el bien de TODA la gente. No debe excluir, ni perseguir. Debe garantizar el orden, la educación, la salud, el bienestar y el progreso de su gente, en un marco de LIBERTAD. Nada de eso se cumplió.
Esa experiencia nos dejó muertos, familias desarmadas, niños expropiados, personas desaparecidas (6.000 o 30.000 es lo mismo, es un pedazo de número que no se puede permitir por parte del Estado), con la angustia que eso acarrea para sus familiares. Y a un pueblo dividido y lleno de rencores.
Algunas cosas no han mejorado del todo. Durante los gobiernos posteriores se dieron casos de muerte en manos de quienes debían cuidar de la gente, se sigue padeciendo por el bienestar, por la educación, por la salud. Pero se puede discutir, se puede discentir, se puede ser oposición sin que eso conlleve peligro de muerte. Si el rumbo trazado por los gobernantes no nos gustan, podemos reemplazarlos a los 4 años, o limitarles su poder en las cámaras cada 2. Si las opciones no nos gustan, podemos involucrarnos creando un partido político.
Por el otro lado, hasta el mismo ejército salió perjudicado. Hoy está desprestigiado, ninguneado por los gobiernos democráticos, recortados sus recursos, casi inoperantes.
¿Qué defienden los que siguen reivindicando el Golpe? ¿Será que extrañan tener alguien a quien recurrir cuando sus intereses no son respetados?
Que no nos falle la memoria. Esa memoria que apunta hasta matar a los pueblos que la callan y no la dejan volar, libre como el viento.

8 de marzo de 2009

¡Andá a lavar los platos!



Se dice que cuando dedicamos un día especial para homenajear a alguien, corremos el riesgo de olvidarnos el resto del año de esa persona y/o considerar que esa única mención compensa el abandono que le precedió.
Por lo pronto, considero prioritario recordar un día trascendental en la lucha de la mujer por igualar sus derechos y oportunidades con los del hombre, ya que el día a día nos da cuenta del maltrato, la esclavitud, las desigualdades de oportunidades laborales, las cargas extras de trabajo doméstico y demases que siguen viviendo hoy en día las mujeres en todas partes del mundo (en algunas partes con mayor grado de avance, en otras con un relego casi milenario).
Recordemos que en este día se conmemora una tragedia: la muerte de 146 mujeres trabajadoras de un taller textil que estaban reclamando por mejoras en sus condiciones laborales. No es un dato menor este, ya que se lo suele maquillar de oportunidad de ventas para las tiendas y se lo rebaja a la entrega de un simple presente. No está mal esto último, pero no debe limitarse solo a ello.
Hoy se debe recordar la lucha diaria por la igualdad cultural de los géneros.
El género femenino es tan o más inteligente que el masculino y tiene la capacidad de hacer más cosas que el hombre. Su sometimiento deviene de las épocas donde la fuerza bruta era un don superior al de la sagacidad intelectual. Creo que esto último ha cambiado, pero no veo que por eso, la mujer haya desplazado al hombre.
La mujer debería goza de los mismos derechos del hombre y contar con las mismas oportunidades de trabajo en cuanto a salario, crecimiento, toma de decisiones.
Para ello, la mujer debe luchar, no someterse, no rebajarse, dejar algunos espacios de confort, reclamar, discutir. Pero no debe confundir su lucha con la de buscar la semejanza con el hombre. El hombre es tosco y beligerante, no es este un ideal por el cual valga la pena hacer esfuerzo alguno.
La mujer no es un objeto, no debe estar a la venta, no es un pedazo de carne, no es una esclava, no es una sirvienta. La mujer es un ser que da vida, proteccionista, cariñosa, sensible, educadora, dulce, laboriosa. Por tanto, más completa que el hombre.
Si hoy tenemos que recordar con un día todo esto, es por el trabajo censurador del hombre, a través de los tiempos. "El problema de la mujer siempre ha sido un problema de hombres", decía Simone de Beauvoir.
Ella también dijo que "No se nace mujer: llega una a serlo. Ningún destino biológico, físico o económico define la figura que reviste en el seno de la sociedad la hembra humana; la civilización es quien elabora ese producto intermedio entre el macho y el castrado al que se califica como femenino".
Todos los días son tu día mujer. Todos los días tenés que luchar por ocupar el lugar que te corresponde.

Empezando por mi esposa, mi hija y mi madre, les deseo un ¡Feliz día a todas las mujeres!

Y les dejo de regalo la protesta contra la esclavitud cultural de la mujer, hecha canción por John Lennon (quién otro, no?)



Dejo linkeo a la letra
original y a una buena traducción de la misma.

1 de marzo de 2009

La Reina (?) del Plata

Una vieja canción decía que uno vive "en una ciudad, que tiene un puerto en la puerta". Habría que agregar "y un río enrejado".
Por diversos motivos, pasamos las vacaciones en casa. Para salir un rato fuimos un par de veces al Parque de los Niños. De 6 a 8, generalmente, a tomar mate, jugar con Manu a la pelo, que Clari haga algo en la arena, observar el río, sentir el vientito.
La verdad que la opción es muy buena, muy completa. Y mucha gente se acercó para aprovecharla. Pero no deja de ser una picardía la negación histórica al río que le ha hecho la ciudad de Buenos Aires.
Sin ir más lejos, Montevideo tiene unas playas bárbaras, a tal punto que el uruguayo reniega cuando uno le dice río al agua que moja sus costas. Para el montevideano, su ciudad da al mar.
Enhorabuena por ellos. Tienen una ciudad hermosa (ver foto de las playa Buceo, abajo)
¡Ojo que BA me encanta! Tiene tantas propuestas, tantos estilos, tanto verde, tanta cultura, tanta noche, tanta historia. Pero la negación al río es algo incomprensible.
No hay playas, todas las costas están valladas. En el centro se construyeron torres, dársenas, puertos, playones de trenes, de todo, para alejar la costa de la gente.
Hacia el sur, la costanera se volvió un lugar sucio y abandonado. Una verdadera picardía para lo que fuera el paseo por excelencia de las familias porteñas de antaño (ver foto de la Costanera Sur, hacia 1916).
Hoy nos encontramos con lagunas secas -con ratones en lugar de coipos-, glorietas derruidas, un espacio más negro que verde por las continuas (e intencionales) quemas de pastizales.

Pero, más allá de la queja de viejo de que todo tiempo pasado fue mejor, Buenos Aires es tan bonita que puede darse el lujo de tener una vista maravillosa al río y ningunearlo. BA sigue siendo una ciudad con mística, con encanto. No por nada es tan visitada, no por nada es tan recordada y difícil de olvidar. En palabras de Horacio Ferrer,

Y fue un extraño laberinto,
diez idiomas, mil delirios,
gauchos, gaitas, tanos, sirios
y un milagro: convivir.

Y fue un colmao de Andalucía,
de Inglaterra fueron vías,
del Japón tintorerías
y fue un toque de París.

Y fue que un día el ser porteño
fue un fanático evangelio,
prepotente como el sueño
de un planeta en soledad.

Y fue toda Buenos Aires
como un cosmos de ciudades
subyugadas por la sangre
de una mágica ciudad.

Y fue una forma de vivir,
de ambicionar y de bailar,
y tantas formas de decir: amá!

Buenos Aires es la vida
que maquina en cada esquina
y un enigma que descifran
los filósofos de un bar.

Es un chiste al Obelisco
y un sainete en colectivo,
el tablón de los domingos
y la misa en el Pilar.

Es el arte de la hermosa
que trasnocha y madrugó,
Buenos Aires tiene sombras
del color del bandoneón.

Es la voz de un coliflor
disfrazado de Gardel
y es volver a enamorarse
por Callao y Santa Fe.

Cuando llegués de New York,
de Hong Kong o de Madrid,
hay un bife en Chiquilín
y un abrazo para vos.

Volvé, soñá, mirá, viví!

Es por el sur un laburante
por el norte un viejo dandy,
y en el centro es Woody Allen
mezcla con Discepolín.

Es algún fato en Recoleta,
en Palermo una tripleta
y un rumor de feria persa
por Corrientes y Junín.

Es un menú de sabios, zonzos,
vagos, santos y mafiosos,
Locos Chávez e Isidoros
y un amigo siempre ahí.

Dice adiós en Chacarita,
dice hola en cada cita,
dice sí frente al curita,
dice yes y dice oui.

Y es una forma de cinchar,
de presentir y de cantar,
y tantas formas de decir: amá!

Buenos Aires se persigna
por los verdes del cambista,
por la cara del artista
que lloró en el camarín.

Es la luz de las ventanas
de las tres de la mañana,
un viejito en plaza Irlanda
y el ritual del copetín.

Es Clarín, Prode, analista,
cheques, libros y nocauts,
el mitín, Plaza de Mayo,
y la fe rumbo a Luján.

Es Traviata en el Colón
y La Yumba en el café,
"Buenos Aires es tu fiesta"
dice el verso de Rubén.

Cuando llegués de New York,
de Hong Kong o de Madrid,
hay un bife en Chiquilín
y un abrazo para vos.

Volvé, mirá, soñá, viví!

(Horacio Ferrer, "Buenos Aires es tu fiesta")

22 de febrero de 2009

Una buena iniciativa


Marcha Mundial por la Paz y la No-violencia


La Marcha Mundial comenzará en Nueva Zelanda el 2 de octubre de 2009, día aniversario del nacimiento de Gandhi y declarado por la Naciones Unidas día Internacional de la No-Violencia. Finalizará en la cordillera de Los Andes, en Punta de Vacas al pie del Monte Aconcagua el 2 de enero de 2010. Durante estos 90 días, pasará por más de 90 países y 100 ciudades, en los cinco continentes. Cubrirá una distancia de 160.000 km por tierra. Algunos tramos se recorrerán por mar y por aire. Pasará por todos los climas y estaciones, desde el verano tórrido de zonas tropicales y el desierto, hasta el invierno siberiano. Las etapas más largas serán la americana y la asiática, ambas de casi un mes. Un equipo base permanente de cien personas de distintas nacionalidades hará el recorrido completo.

Por qué

Porque el hambre en el mundo puede resolverse con el 10% de lo que se gasta en armamento. ¿Podemos imaginar cómo sería si se destinara el 30 o el 50% para mejorar la vida de la gente, en vez de aplicarlo en destrucción?

Porque eliminar las guerras y la violencia representa salir definitivamente de la prehistoria humana y dar un paso de gigante en el camino evolutivo de nuestra especie.

Porque en esta aspiración nos acompaña la fuerza de las voces de cientos de generaciones anteriores, que sufrieron las consecuencias de las guerras, y cuyo eco sigue escuchándose hoy en todos los lugares donde siguen dejando su siniestra estela de muertos, desaparecidos, inválidos, refugiados y desplazados.

Porque un "mundo sin guerras" es una propuesta que abre el futuro y aspira a concretarse en cada rincón del planeta en el que el diálogo vaya sustituyendo a la violencia.

¡Ha llegado el momento de hacer oír la voz de los sin-voz! Millones de seres humanos piden por necesidad que se acaben las guerras y la violencia

20 de febrero de 2009

Divina TV Führer


En el tema que da nombre a este post, los Redondos utilizan frases hiperdifundidas de la tele de entonces, en tono sarcástico. La crítica hacia los medios masivos se intensificaría en el album siguiente, donde se despacharon con un título sugestivo:"Un baión para el ojo idiota".
Cada vez que escucho ese tema, se me vienen a la mente publicidades, slogans y latiguillos de los 80:

- Si me mandan al banco voy contento
- Desde que era así de chiquitito
- Maneje el viento
- Que bien se te TV
- Una pila de vida
- No me dejen afuera

Hasta ahí, todo bien. Me acuerdo de donde es cada una, de que producto/programa, etc ... pero ...

¿¡¿¡¿De donde cornos era la frase "Cómo no se me ocurrió"?!?!?

Espacio Cedido


Epílogo para un libro imprevisto

En toda realización humana un ingrediente imprescindible es la voluntad, el deseo, la decisión de concretarla...

Este principio general tiene, naturalmente, plena validez para el caso particular del desarrollo de la investigación en salud reproductiva. Pero vale, sin embargo, la pena detenernos a observar por un instante el marco en el cual sucedieron los hechos narrados por el doctor Edgard Cobo.

En el capítulo IX de La Rebelión de las Masas, Ortega y Gasset nos explica que la ciencia experimental es uno de los productos más improbables de la historia. He allí una razón para que apreciemos cuanto el doctor Cobo nos ha reseñado en este libro.

Hemos tenido ocasión de recordar que, hacia comienzos de la segunda mitad del siglo XX, en medio de los tumultuosos y constantes vaivenes de la historia de América Latina, un grupo de personas tuvo la imprevista ocasión de imaginar y no sólo eso sino también poner en práctica el proyecto de dar impulso a una corriente de investigación científica que, contra todo lo que los pronósticos probabilísticos hubieran vaticinado, ha logrado perdurar y sobrevivir a todas las turbulencias históricas que hemos soportado en esta región del globo a lo largo de estas décadas. He allí un hecho que merecería por sí solo un análisis sociológico detallado.

El doctor Cobo ha tenido el buen gusto de darle a esta narración un tono más bien informativo. Por haber sido él mismo uno de los más activos protagonistas de esta historia que nos cuenta, destaquemos que ese estilo resultó apropiado porque le ha permitido soslayar la infinidad de entretelones menores que no son más que anécdotas olvidables, muchas de ellas muy divertidas, por cierto, y en cambio le ha permitido concentrarse en las grandes líneas directrices que este movimiento intelectual sigue a lo largo de su desarrollo.

La publicación de este libro constituye un hecho esperanzador. Cuando estaban teniendo lugar los sucesos que el doctor Cobo nos narró en los capítulos iniciales, hubiera sido difícil imaginar que se estaba sembrando una semilla que llegaría a convertirse en planta robusta y que daría tantos frutos. Por eso, tan elocuente como su contenido propiamente dicho, es el valor de ejemplo que esta historia enseña.. América Latina no es una región donde las condiciones culturales favorezcan el desarrollo de la investigación científica. Sin embargo, a despecho de todas las adversidades, hay quienes han intentado y, más importante aún, logrado desarrollar una labor científica valiosa.

La significación del libro que nos ofrece el doctor Cobo es que nos ha contado cómo eso que parecía irrealizable, es real ahora merced al trabajo esforzado, perseverante y consecuente de los protagonistas de esta obra. Valoremos en consecuencia los hechos que nos han sido narrados y tengamos permanentemente en cuenta que, detrás de cada uno de estos sucesos hay, como si se tratara de un témpano, una extraordinaria cuota de esfuerzo que no sólo debió vencer los obstáculos que la tarea imponía, sino además el desfavorable contexto general en el que todos esos acontecimientos ocurrieron.

Alejandro N. Sala (anscottie)
Testigo en la distancia de esta historia

Este texto fue publicado como Epílogo del libro "Historia de la investigación en Salud Reproductiva en América Latina", del doctor Edgard Cobo, de Cali, Colombia, miembro fundador de la Asociación Latinoamericana de Investigación en Reproducción Humana (ALIRH). El autor de este Epílogo es Alejandro Sala, hijo del doctor Néstor Luis Sala, también miembro fundador de ALIRH y gran amigo del doctor Cobo.

18 de febrero de 2009

Sensible & Cool


Martincho Cool encuentra al mundo abatido. Pibe sensible él, percibe en los comentarios de la gente, de aquí, de allá y hasta de más allá (ojo que no dije "del más allá"), un dejo de preocupación.

Es que este momento histórico, que Felipe Pigna reseña como "momento absolutamente original en la historia de la humanidad en el que la puesta en práctica de los paradigmas de la modernidad y la posmodernidad han fracasado" (Caras y Caretas, feb'09), significa un desafío inédito para las personas que estamos habitando este mundo por estos días. La incertidumbre, la crisis (que en chino es definido como amenaza + oportunidad -Cero en Originalidad, lo sé-), la angustia dominan los sentimientos de la gente a la hora de trazar planes (a cualquier plazo). Y cuando las variables más díscolas son las No Controlables, asoman las figuras heróicas en las cuales las masas vuelcan todas sus esperanzas. Hoy es Obama, en el cuarenta fue Perón y así.

Pero la sensiblilidad del Cool pasaba por lo micro, no por lo macro. Se refería más a las angustias provocadas por los desamores, los vínculos. Una cosa no es ajena a la otra. Lo macro influye.

En definitiva, sea lo macro o lo micro, cualquier situación de angustia nos enfrenta a un nuevo escenario. En lo personal, no puedo decir que lo nuevo, lo que no puedo controlar, no me angustia, pero los desafíos me gustan. Trato de ver este momento como un nuevo desafío. El tema de lo macro, siempre lo vinculo a lo aprendido de la Teoría General de los Sistemas: los Sistemas Sociales poseen Homeostásis Dinámica, es decir, cuando entran en crisis y pierden el equilibrio, comienzan a redefinirse las interrelaciones hasta alcanzar otro estado de equilibrio, muy diferente al anterior, pero equilibrio al fin que evita que el sistema se destruya. Esta idea me sirvió para no entrar en pánico en diciembre del 2001 y tan errado no estuve.

En lo micro, cada desengaño, cada discusión, nos lleva a replantear el modo de encarar las relaciones y la convivencia. La cosa es como encaramos estos desafíos. Es como el título -y estribillo- de la canción "Es el fin del mundo como lo conocemos" ... y me siento bien.

El Tincho es un tipo abracero y cariñoso y contrarresta la pesadumbre con besos y abrazos, yo me mantengo más distante, y comparto mi punto de vista, tratando de calmar ansiedades, viendo las cosas con algo de optimismo. Mientras, la banda de Michael Stipe, desde Athens, Georgia, R.E.M:


Homenaje 2


5 años después de la muerte de Cortázar, el Gordo Groening nos regalaba a la familia amarilla más vista en la historia de la tele mundial. Nos regalaba es un decir (el tipo hizo una fortuna con ellos). ¿Es bajar el nivel intelectual pasar de homenajear a un escritor irreverente y genial a saludar el onomástico de una serie de televisión? No. Absolutamente, NO. Los Simpsons comparten con Julio el recurso de exaltar la cotidianeidad, del discurso de la calle, de reirse y hacernos reir de las bajezas, los errores, las estupideces que cometemos. Y Los Simpsons no son un dibujito más. En cada cuadro hay un homenaje al cine, a la televisión, a personalidades famosas, a la historia, a la música. Nada es casual en la serie. Los viejos seguidores siempre decimos que las primeras temporadas fueron mejores, pero es no es fácil mantener por 20 años la misma calidad, la misma chispa, más en un medio tan agresivo y exitista como la tele, máxime cuando el mayor creativo (Brad Bird) se va a hacer su camino (con merecido suceso -The Critic, Los Increíbles, Ratatouille-).
No me sonrojo, me pongo me pié y saludo a Enviado de Santa (alias Huesos) por su éxito.

17 de febrero de 2009

Homenaje

El pasado 12 de febrero se cumplieron 25 años de la muerte de Julio Cortázar. Todos los medios hicieron su (austero) homenaje hacia el autor más creativo, divertido y sarcástico de las letras nacionales. Me encantaría explayarme y rendirle el tributo que se merece, pero todo lo que diga será poco, así que opto por la cómoda y me sumo a los austeros saludos. Además -"a la" final-, al Flaco tampoco le gustaba muchos que le rindan pleistecía.

Además de disfrutar su obra, en lo personal me une el que haya sido docente en Chivilcoy. El vínculo de éste con la Perla del Oeste fue breve, intenso -casi iniciático- y controvertido.
Hay una página donde se puede acceder a información muy interesante sobre esta experiencia. Les dejo el link www.myriades1.com. Hay varias notas muy recomendables.

Y si no conocen la obra de este belga de nacimiento, francés de fallecimiento, pero argentino de alma y filiación, les dejo otro link con varios de sus libros de cuentos en formato pdf (desconozco la legalidad del copyright del mismo): www.textosenlinea.com.ar

A modo de cierre, quiero dejar uno de sus cuentos. La elección es imposible, así que dejo uno que muestra claramente su estilo: humor, situaciones cotidianas, lenguaje directo, frescura.


Lazos de familia
Odian de tal manera a la tía Angustias que se aprovechan hasta de las vacaciones para hacérselo saber. Apenas la familia sale hacia diversos rumbos turísticos, diluvio de tarjetas postales en Agfacolor, en Kodachrome, hasta en blanco y negro si no hay otras a tiro, pero todas sin excepción recubiertas de insultos. De Rosario, de San Andrés de Giles,de Chivilcoy, de la esquina de Chacabuco y Moreno, los carteros cinco o seis veces por día a las puteadas, la tía Angustias feliz. Ella no sale nunca de su casa, le gusta quedarse en el patio, se pasa los días recibiendo las tarjetas postales y está encantada.
Modelos de tarjetas: «Salud, asquerosa, que te parta un rayo, Gustavo.» «Te escupo en el tejido, Josefina.» «Que el gato te seque a meadas los malvones, tu hermanita.» Y así consecutivamente.
La tía Angustias se levanta temprano para atender a los carteros y darles propinas.
Lee las tarjetas, admira las fotografías y vuelve a leer los saludos. De noche saca su álbum de recuerdos y va colocando con mucho cuidado la cosecha del día, de manera que se puedan ver las vistas pero también los saludos. «Pobres ángeles, cuántas postales me mandan», piensa la tía Angustias, «ésta con la vaquita, ésta con la iglesia, aquí el lago Traful, aquí el ramo de flores», mirándolas una a una enternecida y clavando alfileres en cada postal, cosa de que no vayan a salirse del álbum, aunque eso sí clavándolas siempre en las firmas, vaya a saber por qué.

Julio Cortázar - Un tal Lucas

3 de febrero de 2009

Desvaríos y contradicciones (Una cosa lleva a la otra)


Si recurro hasta el hartazgo con los mismos temas de siempre (léase: el Tiempo y la Soledad), es porque me angustia hasta desesperarme el concepto de lo Infinito -tanto en tiempo como en espacio-. Es que uno está limitado. Todo lo que manejamos a diario es finito. La vida misma tiene un ciclo. ¿Cómo entra el concepto de No Fin? No puedo, no logro razonarlo. Me da escalofríos. Se me ocurre que el eje del miedo (que no es lo mismo que Eje del Mal), es la Incertidumbre. El no saber.
En Brasil suelen decir “Disfrutemos hoy que no sabemos qué va a pasar mañana“, asociado al “Carpe Diem”, o a palabras de Joan Manuel “prefiero disfrutar a medir” (¡¡Qué gran canción es “Cada loco con su tema”!! Llena de frases de una fuerza ética y vivencial admirables, que arranca con una vindicación a la igualdad y a la tolerancia :

“Cada loco con su tema, contra gustos no hay disputas: artefactos, bestias, hombres y mujeres, cada uno es como es, cada quién es cada cual y baja las escaleras como quiere.”

Y, como cada cual tiene el derecho a tener su propio gusto, él lo enumera:

“Pero, puestos a escoger, soy partidario
de las voces de la calle más que del diccionario,
me privan más los barrios que el centro de la ciudad
y los artesanos más que la factoría,
la razón que la fuerza,
el instinto que la urbanidad
y un siux más que el Séptimo de Caballería.

Prefiero los caminos a las fronteras
y una mariposa al Rockefeller Centery
el farero de Capdepera al vigía de Occidente.
Prefiero
querer a poder,
palpar a pisar,
ganar a perder,
besar a reñir,
bailar a desfilar
y
disfrutar a medir.

Prefiero volar a correr,
hacer a pensar,
amar a querer,
tomar a pedir,
crecer a sentar cabeza,
prefiero la carne al metal
y las ventanas a las ventanillas,
el lunar de tu cara a la Pinacoteca Nacional
y la revolución a las pesadillas.
Prefiero,
el tiempo al oro,
la vida al sueño,
el perro al collar,
las nueces al ruido
y al sabio por conocer que a los locos conocidos.”

Y un cierre acorde a la humanidad que caracteriza a esta persona:

“Antes que nada soy partidario de vivir”


Trabajo en una empresa que pregona que las cosas tienen que tener sentido y ser simples. Las estrofas antedichas tienen, precisamente, eso.

Y en este desvarío me desdigo y contradigo (como pasa cada vez que uno habla de más -"Es mejor permanecer callado y parecer tonto que abrir la boca y confirmarlo"- ¿Vieron que enigmáticas parecen las personas calladas? Uno deposita en ellas la esperanza del hallazgo del discurso esclarecedor. No hablan nunca así que cuando lo hagan dirán unas cosa bárbaras, pensamos e idealizamos. El director de mi colegio secundario tenía un letrero enorme en la pared de su oficina, justo detrá de él, que decía “Cuando hables, que tus palabras superen al silencio”, y con eso te intimidaba a no decir absolutamente nada) … decía que en este delirium tremens, en este atropello de significantes, digo que solo sé que no sé nada, que me angustia la incertidumbre, pero, a la vez, afirmo con vehemencia que
que estoy perdiendo el tiempo, y repito que el tiempo me angustia y que lo que está y no se usa (o se derrocha), nos fulminará, pero no me canso en recordar que sé que estoy perdiendo el tiempo.

Me parece que me voy a quedar con otra frase del Nano, y voy a preferir Hacer que Pensar (a veces uno piensa y se angustia mientras que otros hacen y resuelven), y me a dormir para mañana poder hacer lo que importa –¿o lo que urge?-. Como sea. Lo que tenga que hacer, lo haré mañana. El tiempo, ahora, está perdido.

21 de enero de 2009

Arrancacorazones


"Este es Juan, empieza hoy. Trabajará con nosotros".
Soledad levantó la vista y supo que ese chico que le sonreía esperando darle un beso de presentación le estaba cayendo del cielo.
Y empezó a laburar el tema.
En pocas semanas, chateos de por medio, logró que él la invite a salir.
No eran niños, aunque él apenas empezaba a ser un hombre. Ambos vivían solos y lejos de sus respectivos padres. No hubo demasiados preámbulos. Él quería dormir con ella y ella no quería dormir sola, diría el gallego. Sobre todo ella. A Soledad le empezaba a pesar su nombre, y su edad.
Los días se sucedieron, entre trabajo, visitas y salidas.
Pero el tiempo no es tan objetivo. Mientras que para él las cosas se daban de manera naturalmente tranquilas, ella sentía que las cosas no avanzaban. Y cometió el error de meter presión.
Juan se empezó a sentir incómodo, pero sin el valor de ponerse firme y discutir los asuntos. Se convirtió en evasor, tendiendo a negador.
El buscó refugio en otra persona. Otro miembro del mismo grupo. También compañera de trabajo, nada más que eso. Es que en el trabajo no hay amistades, ni códigos de amistad.
Sole dudaba. Entre su relación y la posibilidad del engaño.
El, obviamente, cara de póquer y el "no pasa nada" constante en boca.
La relación se empezó a enfriar. Se tomaron tiempos, se enunciaron las formalidades del caso ("no sos vos, soy yo"). Nadie puso fin, pero nadie podía afirmar la continuidad.
Fiesta de fin de Año.
Clima de juerga, penumbras que dan licencias y Juan a los besos de la tercera, a espaldas de Soledad. ¿O ella se daba vuelta para no mirar? ¿Se desentendía? Para sobrevivir hay que aprender a hacerse el boludo, aconsejaba un ex gobernador bonaerense.
Hoy, Juan y Soledad solo son compañeros de trabajo. Ella, de vez en cuando, lo busca, lo sigue. Él sigue evadiendo, pero tiene la delicadeza de no estar con la tercera. No de manera burda. ¿Es que debería de mantener las formas? ¿Es que no es historia pasada la de suya con Soledad? ¿Hubo un cierre o dejó espacio para la duda, para la ilusión? ¿Hay ilusión o solo es ceguera?
No es una historia original. Es recurrente. Muchos dirán que esto les pasó. De ser así ¿se pueden inferir postulados universales? ¿Es la mujer posesiva hasta el hartazgo? ¿Es el hombre infiel y cagón? ¿No hay más ciego que el que no quiere ver? ¿Las mujeres no tienen códigos? ¿El tiempo pasa más rápido para las mujeres? ¿Es la vida complicada o la hacemos complicada? ¿La complicación viene por el andamiaje social o porque el corazón tiene razones que la propia razón no puede entender?
Es interesante el comportamiento humano (sobre todo si estamos sentados en la platea y solo participamos para aplaudir).